25/10/13

Sputnik, tu amor.

Será porque soy amante de la lengua inglesa, carnosita en general, pero cuando traducen así este tipo de cosas se me hacen úlceras (no sé si una úlcera nace o se hace, pero no es lo importante ahora). "Sputnik sweetheart" es un título precioso. Me aventuraría a decir que incluso Supûtoniku no koibito tiene bastante nivel, es japonesamente majestuoso y grasioso (AY SUPUTONIKU), pero "SPUTNIK, MI AMOR" es BASURA. Mi amor, dice. Que baje Muraka y lo vea.

Basta de tonterías.

Creo que la contraportada también es basura. Y normalmente trato de ser respetuoso con lo que seguramente mucha gente ha pensado concienzudamente en poner en algún sitio, pero es que no. Pero por otro lado los entiendo, ¿cómo se resume una novela de Murakami? No se puede. Y es que quizá parezca adecuado introducir un libro por su trama, pero es que no es la trama. Sí, el libro va de una chica que quiere ser escritora y se enamora de una mujer mayor que ella, y de cómo el narrador sigue esta maravillosa historia. Pero no es una novela romántica, el libro no va de una relación de amorosa. Es injusto que una editorial te introduzca a este libro (y sin duda a muchos otros de este señor) con el envoltorio. Puede ser dorado como el de un ferrerorroshé, pero no es lo que sabe bien. Al menos, para mi. 

Creo que es la mezcla perfecta. Una historia que engancha, llena de detalles preciosos, personajes carismáticos, sensualidad, descripciones que sientes en el alma y una representación exacta de sensaciones y emociones. Pero es Murakami. Aquí hay truco. Aquí hay metáforas, hay desgarradoras reflexiones, hay soledad, hay crítica social, hay crecimiento, hay cambio, hay perdición. 

No sé qué más decir. El libro habla por si mismo desde la primera página, es muy inteligente. Te dispara y sangras. Te interpela, te emociona. Te hace pensar. Y quizá todo esto se pueda decir de cualquier libro, pero en mi opinión, no si no es bueno. Serás uno con K., un narrador casi anónimo, y eso ya te da pistas de lo perdido que está en su alrededor, en la sociedad. Lo perdido que está y como ni siquiera puede expresarlo. Y te darás cuenta de lo perdido que estás tú. Te enamorarás de Sumire, te sentirás identificado con sus sueños y pasiones, pero a la vez su frustración e incomprensión de todo lo que le rodea te contagiará y comprenderás como ella que sólo pensando podrás ver lo que no se ve. Y te darás cuenta de lo ignorante que eres tú. Y, cómo no, el solitario trío de este libro se cierra con Myu, pero ya es mucho hablar. Pero obviamente queda el amor, el deseo, lo que te queda para sentirte perdido total y completamente.

Y no esperes encontrarte en el final, en la pegatina del ferrero, eso sería demasiado fácil. Y menos rico.

"(Casi) todo."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Que buen@ eres, ¿vas a dejar un comentario? :_3